Get Adobe Flash player

Buscar

IMG 0035

Nuevos Programas Ingresados 04-junio-16

banner1 reparacion PC
 

contador de Visitas

FANTASMAS EN LA CARRETERA.

Por: Eduardo Mendoza.

Desde tiempos inmemoriales los fantasmas han acompañado a la humanidad. Es así como relatos muy antiguos y provenientes de Babilonia, China o Roma se despliegan ante las páginas del tiempo, los cuales son trasladados por la pluma de reconocidos historiadores. Aparecen por todos lados, encasas infestadas, edificios viejos o nuevos, en bosques, viviendas humildes o suntuosas, en la calle y… en las carreteras.

 

Un viaje de noche por un camino solitario o incluso en una vía de tránsito de una ciudad a otra, es lugar proclive para encontrarse con figuras que bien podrían ser espectros.   Son numerosas las personas que atestiguan haberse encontrado con figuras a lado del camino altas horas de la noche. Algunos, como la experiencia sufrida por el responsable de esta página, están simplemente parados al lado del camino, inmutables, vestidos de blanco, bajo la lluvia y sin hacer ninguna señal.

 

fantasmas1 caretera 01mar17

A MI ME OCURRIÓ.

Esto sucedió un mes de octubre del año 2010 sobre la carretera a San Lucas, aproximadamente en el kilómetros 22, eran las 00:40 de la madrugada de un jueves,   De pronto las luces del auto en una curva y al lado derecho estaba parada una persona vestida toda de blanco, sin siquiera intentar atravesar la cinta asfáltica. Su cabeza estaba cubierta con un capuchón y a la velocidad moderada del vehículo la deje al lado. La lluvia era pertinaz y mi interrogante fue: ¿Qué hacía allí parada una persona a esa hora de la madrugada? ¿Por qué no hizo una señal para pedir ayuda? ¿Si estaba lloviendo, porque no se cubría con algo? ¿Qué estaba haciendo en un corte vertical de la carretera, al pie del cerro Alux?

Me encontraba en medio de dos retornos y decidí un poco más adelante dar la vuelta para observar mejor si estaba aún allí o por algún lado. No demoré más de un par de minutos y pase en vía contraria lentamente con las luces altas y escrutando de un lado para el otro, pero aquel personaje había desparecido. ¡Era imposible no haberlo visto en el mismo lugar, cerca o frente a mi auto! Retorné de nuevo y muy despacio, pero aquella figura con una especie de camisón blanco había desaparecido.

Al día siguiente me conduje tranquilo y llegando al sitio de la experiencia solo pude observa una cruz en medio del camellón que divide la carretera.

RUMBO A ESCUINTLA.

Arturo G. era un compañero de radio en la ya desaparecida Ciro´s Musical. Este locutor salía de su turno tarde de la noche y realizaba un largo trayecto hasta Escuintla, lugar donde residía.

Un buen día, quizá no tanto,   a la altura de Amatitlán observó al lado de la carretera la silueta de una mujer joven. Debido a la sensación de que algo malo podía estarle ocurriendo, bajo la velocidad y se paró un poco más adelante, retrocediendo con sus luces de emergencia.

Llegó al lado de la mujer y bajando el vidrio le pregunto si necesitaba ayuda (eran tiempos más seguros), a lo cual y con cara turbada la muchacha subió al carro sin decir una sola palabra. Arturo comprendió que por el susto o lo que le estaba pasando, ella estaba muy alterada. Deseando entablar comunicación y ya en marcha la joven solo hacía señales. Más adelante el piloto percibió una olor agradable como a perfume. La muchacha estaba pálida pero a medida que el vehículo avanzaba se mostraba más tranquila. Arturo fijaba obviamente su mirada en la carretera y sentía ansiedad por llegar a Escuintla para poder dejar allí en un centro asistencial a la extraña mujer.   De reojo la veía de vez en cuando, pero ya casi por el “Quetzal de Piedra”, en una pequeña recta, volvió su cabeza y casi pierde el control. ¡La dama ya no estaba a su lado! Como instinto pensó que quizá había abierto la portezuela y paró. El seguro estaba puesto, hubo otros carros que bajaron y no parecían saber nada. Era imposible que con el vehículo en movimiento la joven se hubiera ido, a menos que fuera un fantasma de la carretera. (caso consignado en la pagina 23, del libro “Lo Que No Existe”)

¿Almas mudas en pena? ¿Espíritus que no dicen o expresan que es lo que desean? ¿Fantasmas que parecieran vivir en otra dimensión? ¿Espantos que solo se presentan para asustar a los mortales, los EIEC? ¿Espectros holográficos y manipulados por extrañas entidades, con extraños propósitos? ¡Quién sabe!

“CUANDFO USTED TERMINE DE LLER ESTE ARTICULO, LA PAGINA A LLEGADO A LOS DOS MILLONES 500 MIL ENTRADAS. ¡UNA GRAN SATISFACCION PARA ESTE SERVIVOR!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comentarios Recientes