• SIGLO XXX
    El Programa de lo Increible
  • SIGLO XXX
    El Programa Hereje de la Ciencia
  • OTROS MUNDOS





    Nos Controlan
  • APARICIONES
    Misteriosas

EL INCREÍBLE CASO DEL POLICIA LONNIE ZAMORA.

Todo empezó a las 17:45 (hora Local) cuando el patrullero Lonnie Zamora quien estaba de turno ese día perseguía a un auto fugado, posiblemente por alta velocidad. El vehículo un Chevrolet negro lo llevó hasta las afueras de la ciudad, por el sur. Zamora en la persecución escuchó un sonido fuerte y vio que a su derecha una especie de llama. Con angustia pensó en el depósito de dinamita que se encontraba en esa dirección e imaginó que había explotado. Fue entonces donde abandonó la persecución y se dirigió al lugar. ¡No sabía que esa decisión lo haría saltar a la posteridad!

Una llama azul – naranja estaba descendiendo hacia el suelo. El oficial conducía a la orilla del barranco y observó que la luz se extinguía poco después.

Estaba a unos 150 metros del suceso y le pareció que se trataba de un coche volteado, pero en formas vertical, quizá sobre su radiador o su tanque. Lo extraño fue que junto al supuesto vehículo estaba dos figuras más bien pequeñas vestidas con unos monos blancos.

“Una de esas personas parecía ver fijamente mi patrulla” – dijo Zamora posteriormente.

Al policía le parecieron unos niños grandes o adultos de baja estatura, pero no le parecieron anormales.

Zamora llamó vía radio al sargento Sam Chávez en la estación de Socorro, luego se acercó al objeto. Estaba a tan solo 30 metros. Ahora lo podía ver mejor. Era oval, de configuración lisa o suave, no tenía abertura alguna, no le vio ventanas o puertas por donde podrían haber salido los sujetos. Tenía unas patas rígidas y una especie de dibujo  rojo de unos 75 centímetros de ancho.

En ese momento se inició de nuevo el ruido a muy baja frecuencia y subió haciendo más chillante. El objeto expulsó de nuevo llamas y polvo del suelo.

“No sé que se hicieron las personas que estaban antes” – anotó en su informe Zamora.

El policía sintió miedo por que se imaginó que iba a explotar y se escondió tras su coche que estaba al lado del barranco.

Cuando observó de nuevo el objeto iba en pleno vuelo hacia el sudoeste pero a baja altura, pasó sobre el almacén de dinamita y se dirigió al horizonte, pasando así mismo sobre la montaña a gran velocidad.

Fue minutos más tarde cuando la ayuda llegó. Junto a Lonnie estaban el agente del FBI Byrness y el Sheriff James Lucky. Juntos investigaron donde el Ovni había aterrizado pudiendo comprobar que la maleza aún ardía. Encontraron cuatro marcas de quemaduras y el suelo presionado en otras cuatro marcas en forma de “V”. La profundidad estaba entre 2,5 y 5 centímetros y unos 45 de largo en forma de diamante. Zamora afirmó que las marcas correspondían a la patas que él había visto.

Más tarde los ingenieros que investigaron el caso determinaron que debido a la condición del terreno y la presión ejercida, por lo menos el objeto debió pesar una tonelada. Otras cinco marcas fueron fotografiadas y puestas como evidencia probable del extraño aterrizaje.

Para ese entonces el Dr. Allen Hynek trabajaba para la Fuerza Aérea en el proyecto “Libro Azul”. Llegó a Socorro el 28 de abril para investigar.

Versiones contrarias al fenómeno ovni surgieron. La USAF no ofreció ampliación sobre un supuesto testigo que cerca de una gasolinera afirmó haber visto un objeto  con problemas tratando de aterrizar por el rumbo del avistamiento de Zamora.

Los escépticos explicaron que fue una broma del alcalde de Socorro, pero esto no fue ni afirmado o desmentido por el funcionario.

Oficialmente para acallar lo espectacular del hecho, se dijo que podría haber sido el modulo de exploración lunar (LEM) para ese entonces en proceso de desarrollo.

Este caso fue clasificado por el proyecto Blue Book como no identificado.

El 26 de abril del mismo año (dos días después), otro testigo Orlando Gallego dijo haber visto un objeto igual al avistado en Socorro, pero en “Las Maderas”. La investigación dio como resultado que la familia Gallego no sabía nada sobre lo que ocurrió a Zamora, pero los detalles correspondían notablemente. En este nuevo caso se encontraron iguales marcas en el suelo.

COMENTARIO

El caso de Socorro es un ejemplo típico de la conducta inexplicable de los supuestos seres extraterrestres y sus visitas a este mundo. Sobre este suceso existen varias posibilidades ante la evidencia:

1.            Lonnie Zamora inventó todo junto a otros agentes de policía.

2.            El policía tuvo una alucinación.

3.            Alguien le jugó una broma sofisticada.

4.            Hallen Hynek no realizó una buena investigación.

5.            El objeto era un experimento tecnológico desconocido hasta entonces.

6.            Los seres eran humanos y estaban involucrados en las pruebas o la broma.

7.            Todos tuvieron una mala interpretación de lo sucedido.

8.            El fenómeno procedía de otro mundo o dimensión espacio temporal.

¿Cuál es su opinión? De cualquier manera este es otro de los sucesos que trascendió en el tiempo y permanece inamovible en los documentos UFO del mundo. ¡Otra razón para seguir creyendo que el fenómeno ovni es asombroso e inaudito.

Misterios. Misterios...

Comentarios  

0 #1 Otto Mauricio López 05-07-2015 12:33
Soy escéptico al respecto, por el hecho de que el guardia en mención no tiene evidencia concreta del suceso, como una fotografía, por ejemplo; tomando en cuenta que en la actualidad cualquier teléfono celular cuenta con cámara.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Top